DANZA DEL VALLE DEL CHOTA

DANZA DEL VALLE DEL CHOTA

INTERCULTURALIDAD

INTERCULTURALIDAD

LA INTERCULTURALIDAD ECUATORIANA

El Ecuador es rico en diversidad cultural, guardando en su seno a diferentes grupos sociales, mismos que tienen su propia historia ancestral, la cual le lleva de la mano a la cultura y juntando todo esto con una gama de saberes ancestrales tenemos de resultado la interculturalidad, misma que está basada en principios fundamentales ya que lo más importante son sus valores.

Por una parte la interculturalidad a estado separada por una malla social que es la discriminación racial, misma que ha influido de mala manera en el desarrollo de los pueblos dejando morir al otro, no se ha erradicado en su totalidad, pero si se está rompiendo poco a poco la barrera que como país teníamos, y es importante que para vivir la interculturalidad dejemos de lado mucho egoísmo.

La interculturalidad es una práctica política que va más allá de la aceptación y tolerancia de otras identidades y culturas. Enfatiza la importancia del diálogo entre culturas y saberes, pero frente a las desigualdades y relaciones asimétricas existentes entre culturas, debe necesariamente luchar contra la desigualdad y la discriminación, para crear una sociedad diversa más armónica y justa. Para ello, es indispensable la construcción de políticas públicas que integren el enfoque de interculturalidad.

Políticas que deben ser propuestas por la gente de los pueblos ya que si las autoridades son las que imponen, no funciona porque no van a satisfacer las necesidades de los demandantes ya que ellos lo harán a su conveniencia.

En el Ecuador, el PNUD, y las demás agencias del sistema de Naciones Unidas a través del Grupo Técnico Interagencial sobre Interculturalidad (GTI) -liderado por UNFPA-, promueven la transversalización del enfoque de interculturalidad, concebido como un enfoque específico de derechos humanos. Con ello, en la práctica, se busca esencialmente fomentar la realización de los derechos de los pueblos indígenas y afro ecuatorianos y la implementación de políticas públicas multiculturales e interculturales.

Por ello el Gobierno Nacional Ecuatoriano a través del ministerio de cultura ha creado el proyecto de construcción de centros interculturales en algunas provincias a esto se sumo la provincia de Imbabura en Otavalo y el Juncal, donde la perspectiva de estos centros es no ser un elefante blanco donde la gente no tenga acceso, más bien se caracterizan como centros incluyentes, un lugar que los grupos culturales vulnerables del país puedan ejercer diversas actividades culturales.

Además de eso los intercambios culturales a nivel nacional en cada centro serán parte de la vida de estos sitios culturales, lo cual es muy importante ya que a través del intercambio de cultural y el respeto mutuo de las mismas nuestro ecuador podrá vivir una verdadera interculturalidad.

martes, 28 de junio de 2011

2011 AÑO INTERNACIONAL DE LA AFRODESCENDENCIA

La Asamblea General de la ONU designó el año 2011, “Año Internacional
de los Afrodescendientes”, con miras a fortalecer las medidas
nacionales y la cooperación regional e internacional en beneficio de
los afrodescendientes, en relación con el goce pleno de sus derechos
económicos, culturales, sociales, civiles y políticos, su
participación e integración en todos los aspectos políticos,
económicos, sociales y culturales de la sociedad, y la promoción de un
mayor conocimiento y respeto de la diversidad de su herencia y su
cultura. Todo un programa para desarrollar en Ecuador con la
participación de todos los ciudadanos.
Comenzando por reconocer nuestro origen común en África, que nos hace
a todos afrodescendientes. Término que hoy se aplica solo a los
descendientes de la ola migratoria de la esclavitud llegada a América,
que en Ecuador se inició en 1533.
Según el Censo de Población de 2001, un 5,4% de la población
ecuatoriana proviene de ese origen. Sin embargo la Corporación de
Desarrollo Afroecuatoriano, CODAE, estima que es un 10%. El Censo de
Población 2010 dará la cifra actualizada, y confirmará su estado de
pobreza por necesidades básicas insatisfechas, que merece recibir
prioridad del Estado que marque un mejoramiento histórico, no solo en
lo económico, sino en lo social y cultural, apuntando a eliminar el
analfabetismo entre sus miembros y a elevar su status social contra
toda discriminación y racismo.
La pobreza entre los afro ecuatorianos se eleva a 43.28 % y la pobreza
extrema a 11.64%, siendo el promedio nacional 38.26 % y 12.86 %
respectivamente. Las causas de la pobreza están intrínsecamente
relacionadas con el racismo estructural y la discriminación
institucional. Si esta población tuviera igualdad de oportunidades al
nacer, y no se la discriminara en el curso de su vida, otra sería su
suerte.
La CODAE se propone este año, como objetivo mayor de los
afrodescendientes, (entre los que están incluidos los de la diáspora
que llegan de otros países), superar la pobreza: “Si la diáspora
africana sobrevivió durante el siglo XIX a la trata esclavista, en el
siglo XX se movilizó por la igualdad ciudadana, en el XXI nos
movilizamos por un desafío mayor: la pobreza”, tarea en la que Estado
y empresarios tienen tanta responsabilidad junto con la ciudadanía. De
parte de ésta, y sobre todo de los medios, una tarea específica sería
empeñarse en exorcizar frases y actos racistas contra la comunidad
afro.
Y no solo preocuparnos de los afrodescendientes en el país, sino
también debemos ser solidarios con el pueblo haitiano que atraviesa
una de sus peores calamidades, con el que los países libertados por
Simón Bolívar tienen una deuda ingente por la ayuda para la
Independencia que ofreció el general Petión a Bolívar, y que cumplió
esperanzado en que, a cambio, se declarara la libertad de los
esclavos, que solo vino a cumplirse en 1851 en Ecuador.
También es un año para mirar hacia África, cuna de la humanidad,
donde tenemos mucho que aprender en cuanto a valores filosóficos,
solidaridad, arte, literatura y mucho

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada